jueves, 27 de mayo de 2010

59. DISTANTE INSTANTE

Letra, música e intérprete: Rodrigo González, Rockdrigo.
Disco: Hurbanistorias.



Si volviera el amor,
si tuviera un hermano, un amigo, un sueño en la mano,
moriría ese dolor
de buscar el calor
en el cruel laberinto de este vaso de alcohol,
de estas calles sin sol.

Si tuviera ilusiones,
si existieran razones, locuras, mentiras, pasiones,
no habría necesidad
de pasarme, por horas,
bebiendo cantimploras de esta gris soledad,
de esta eterna ansiedad.

Si pudiera borrarme
esos viejos recuerdos
que, como viles cuervos,
arrancan ya mis ojos,
dejando mis despojos
entre historias hirientes,
igual de indiferentes
al amor y a las gentes…

Si te hubieras quedado,
si me hubieras pedido que quemara el sonido
de ese viejo pasado,
no estaría aquí metido,
ahogando mis entrañas, arañando el olvido,
bien confuso y perdido.

Cuando tenga la suerte
de encontrarme a la muerte, yo le voy a ofrecer
todo el tiempo vivido
y este vaso henchido
por un distante instante,
un instante de olvido.

Si pudiera borrarme
esos viejos recuerdos
que, como viles cuervos,
arrancan ya mis ojos,
dejando mis despojos
entre historias hirientes,
igual de indiferentes
al amor y a las gentes…

Si volviera el amor,
si tuviera un hermano, un amigo, un sueño en la mano,
moriría ese dolor
de buscar el calor
en el cruel laberinto de este vaso de alcohol,
de estas calles sin sol.


En esa dicotomía en que vivió siempre Rodrigo González, entre canciones serias y de humor, Distante instante es la más reconocida del primer bloque. No sólo por el carácter premonitorio que ahora le achacan los que siempre buscan esas explicaciones mágicas, sino por su intensidad emotiva, esta rola es la más conmovedora de Rockdrigo. Mezclando sencillas pero poéticas imágenes, la letra de esta canción es de una honestidad asombrosa. Sin dejar de aportar figuras retóricas de léxico novedoso (“bebiendo cantimploras de esta gris soledad”, “si me hubieras pedido que quemara el sonido de ese viejo pasado”), como proponían los rupestres, en esta canción Rodrigo González opta por el mensaje más directo, más claro, por tratarse de una canción más emocional. La interpretación es suave, igual que su melodía. La voz de Rockdrigo, nasal, adquiere aquí matices más dulces, sin perder el estilo característico. La soledad, la necesidad de olvido y sobre todo el anhelo de una condición diferente, de compañía, de afecto real, son los aspectos centrales de Distante instante. Una canción para desahogarse, de esas que llevan a decir: “¡así, justo así me siento!”. La sencillez de esta canción aumenta su autenticidad, la vuelve más cercana. Por ello, es una sencillez elegida, no una deficiencia. Lo demuestra la complejidad de otras canciones, varias de las cuales están en esta lista. Así, Rockdrigo demuestra que ni la complejidad ni la sencillez en sí mismas son la respuesta: es la exploración de todas las posibilidades, la concordancia con el tema, la riqueza expresiva, la movilidad, la experimentación, el inconformismo.
La música de Distante instante se centra en el arpegio, entre acordes que arman una escala ascendente, que se regresará hasta la tónica, y con un estribillo un poco más intenso, pero que vuelve a la calma del ritmo principal. Al final, el arpegio se acelera como en una llovizna, que amaina y se termina en un leve golpe final.
Por ello, esta canción sin adornos, a guitarra acústica limpia, es de un intimismo, de una sensibilidad transparente, que vaya si desahoga…

16 comentarios:

  1. Creo que no hay nada que agregar al excelente comentario que haces a esta rolita.

    Hay una versión del Heavy Nopal, otra de Santa Sabina, que me parece excelente, con ese arreglo de violín. Hay otra además con Armando Rosas para un programa de televisión que me parece le puede quedar mejor si la trabaja más y, qué mejor, si la graba en un disco. Está la de Nina Galindo y, por último, la de Gabriela Roel, en aquella película "Amor a la vuelta de la esquina", con una parte de la rola hablada.

    ResponderEliminar
  2. Rockdrigo dijo sobre esta canción en una entrevista que le realizó Roberto Ponce:

    RG. –Distante instante es una rola suicida. La introspección de un teporocho
    justificando su alcoholismo, pero consciente de su autodestrucción y deseoso de volver
    con la mujer que lo abandonó y a la que ama. Es diferente a rolas como las de El E.T.,
    Metro Balderas y Oh yo no sé; más bonita, más elaborada poéticamente.

    ResponderEliminar
  3. Hola, de nueva cuenta, sigo clavado en tu trabajo, y esta rola del rockdrigo la usé acá en Guadalajara para cerrar una obra de teatro que monté de este lado, y fue conmovedora la situación, un sentimiento y una buena letra, le rompió el alma al público, chingón, gracias, la obra se llamaba La Maraña, gracias de nueva cuenta y te voy a seguir dando lata, que estés bien

    ResponderEliminar
  4. Nada de lata, estimado Fabiancito, siempre será enriquecedor contar con tus opiniones. Así que aquí las esperamos.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  5. caray, opinaria que fuera la numero uno

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la opinión, estimado Anónimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo también voto por que sea la número uno, o ya de perdida la úmero dos...


    Atte. LAZR

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la opinión, estimado LAZR. Yo no la comparto, porque de hecho no me parece ni siquiera la mejor canción de Rockdrigo, que creo es "Rock en vivo". Creo que la gran carga emotiva de "Distante instante" hace que sea la favorita del escucha, y si me limitara al mero gusto, seguramente podría ser también la mía. Pero la emoción es sólo uno de los factores para valorar una rola a fondo. Y por poner un solo ejemplo, la frase de Rock en vivo "un acorde vuela, me platica de una isla y un navegante herido parar tras tus ojos", a nivel literario me parece superior a cualquiera de "Distante instante". Y en la música, sin duda la de Rock en vivo explora vaivenes melódicos mucho más originales y ricos también, y con mejor arreglo. Seguramente impacta emocionalmente menos, por ser más oscura, pero eso no significa que no emocione. Sin duda uno puede identificarse más con una rola más clara, pero eso no la hace mejor. Como suelo decir en mis clases: uno ve más fácilmente a través de una ventana normal que de un vitral. ¿Pero cuál es más artístico? Y todo esto sólo comparando Distante Instante con otra rola del mismo Rockdrigo. Todavía hay que compararla con las de otros músicos, que quedaron arriba en el orden de la lista. Los argumentos ahí están. Bienvenidas las divergencias.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  9. Esta rola fue la llave que me llevo a abrir la puerta de el rock rupestre, definitivamente de lo mejor de el rockdrigo, coincido contigo mi estimado pinguino, cuantas veces nos pasa que, en algun momento de la vida pensamos al escuchar una rola, el cuate que escribio esta rola me leyo el pensamiento. Muy directa y muy sencilla pero tiene su chiste el tratar de tocarla, al menos a mi me costo mucho trabajo. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Cierto, estimado lalorock, el final sobre todo requiere una buena digitación, no muy accesible para el guitarrista promedio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Distante instante, me imagino cuando este muriendo y en el ultimo instante pase toda mi vida por mis ojos y que ese instante sea distante en cosas buenas, como la familia, los amigos, la música, las navidades y muy corto en los pesares, odios, borracheras y demás gandalleses.
    Hurbanohistorias del buen Rockdrigo un disco muy especial, “La bandera de los Rupestres”, al buen Rockdrigo no tuve el gusto de verlo en vivo, solo en algunos videos en especial ese de Urbanistorias que esta bien bueno y en la película “que me ves” que la pasaron en el cine, si fui posteriormente a un buen de homenajes que se hicieron a su memoria, recuerdo uno que se realizo en el teatro blanquita, con un buen de bandas y ahí estaba su Señora y su hija, fue bien emotivo!!
    Y cada año en el “Alicia” con un buen de cuates!! Chido por ellos!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por el aporte, estimado Margarito. Sólo por si alguien no lo sabe, la película que mencionas en realidad se llama "¿Cómo ves?", y la dirigió Paul Leduc. Y el irreverente título del disco de Rockdrigo es "Hurbanistorias", así, con la "h" desafiando la lógica, como parte de su encanto y locura.
    Yo tampoco pude ver a Rockdrigo en vivo, pero sí fui a varios homenajes, y recuerdo especialmente el primero tras el terremoto, como cuento por ahí en los comentarios de otro post sobre él...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La H de "Hurbanistorias", ¿será la H de "historias"? "Urbanhistorias" no se ve bien.

    ResponderEliminar
  14. Así es, estimado Jorge, y creo que a esa misma conclusión llegó Rodrigo, sin importarle su incorrección gramatical, como el iconoclasta que era...

    ResponderEliminar
  15. Señor pinguino elemental, muchas gracias por este blog, al que llegué de manera accidental buscando Tiempo de Hibridos, del maestro Rockdrigo en aras de evadir mis deberes como estudiante depresivo; he visto sus analisis de las rolas del sacerdote rupestre y me parecen magistrales, son absolutamente geniales, y esta cancion, para mi, a pesar de mi corta edad cuasi-adulta, es una obra maestra de un hombre tan sobresaliente en el ambito musical mexicano, desgraciadamente desconocido por gran cantidad de personas, que abogan a la sencillez y facilidad antes que la belleza, esta cancion es quizas mi cancion favorita de rockdrigo, por esa entonacion salvajemente suave y dulce que le da a un poema tan desgarrador como emotivo, tan directo como depresivo, depresion causada por esa inestable emocion derivada de una soledad absurda, en la que nos hallamos rodeados de otros, pero que son un estorbo, porque no podemos vernos en ellos, porque no podemos conectarnos, y sin embargo parece que hay personas como oasis entre el desierto de rostros borrados y sin sentido, en los que nos refugiamos, en los que vemos a amig@s, herman@s y compañer@s de vida, y que por desgracia, por algun motivo nos abandonan, se abandonan, las abandonamos, o nos abandonamos incluso, algo que creo (sin animos de afirmar absolutamente nada) he sentido alguna vez ; creo que este blog se volverá un reto para mi, como decía un comentario que leí aqui mismo, será un "libro" que hay que leer, con todos sus matices; gracias por acercar el buen rock mexicano a alguno que otro internauta divergente, para que no se quede en su zona de comodidad, para que salga de ese caparazon, en mi caso, forjado de Rockdrigo y Botellita de Jerez; muchas gracias por este blog, seguiré aqui, proseguiré, en tanto huitzilopochtli me deje...

    ResponderEliminar
  16. Mil gracias a ti por tu comentario sensible y honesto, estimado Ulises, y por las palabras hacia este trabajo. Y ojalá sigas aportando tus comentarios, diga lo que diga Huitzilopochtli, para que podamos encontrarnos, y así diferenciarnos de los deshumanizados a los que te refieres.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar