jueves, 27 de mayo de 2010

60. LOS ROLLING STONES NOS CULPARÍAN

Letra y música: Jaime López.
Intérprete: Jaime López, Roberto González y Emilia Almazán.
Disco: Roberto y Jaime. Sesiones con Emilia.



¿Y qué hicimos de estas rebeldías?:
pues nutrir las viejas agonías
y engordar las mismas jerarquías.
Hasta de tontos anarquistas,
los Rolling Stones nos culparían.

¿Y qué se hizo de la gritería?:
prevenir a los que rompen filas
y engrosar su cuerpo el policía.
Hasta de tonto comunista,
tu amigo fiel te culparía.

¿Y qué has hecho sin la hipocresía?:
sostener verdades de mentiras
y enfilar directo a una vitrina.
Hasta de vil oportunista,
algún gorrón te culparía.

¿Qué se ha hecho, pues, de tanta herida?:
presumir la cicatriz que olvida
y contar nietos en tus rodillas.
Hasta de tantas tonterías,
los pobres mudos hablarían.

¿Y qué hicimos de esas rebeldías?:
pues nutrir las viejas agonías
y engordar las mismas jerarquías.
Hasta sus propios policías
los Rolling Stones nos echarían,
los Rolling Stones nos echarían,
los Rolling Stones nos echarían,
los Rolling Stones nos echarían.


Al igual que Los intelectuales de Rockdrigo, Jaime López nos entrega una canción muy dolorosa, que lastima por certera, por inapelable. Como en una continuación de Quítame tu cómic de la vista, López voltea ahora sus dardos hacia el otro bando, al de los que enarbolaron una bandera, un puño, una “V” de la victoria, y que ahora, cómodamente instalados en sus vidas productivas, sirven al enemigo, lo quieran o no. Los Rolling Stones nos culparían es una revisión autocrítica de toda una generación. Y las conclusiones son vergonzosas. Como lo prueba la ya analizada Un curso intensivo, para Jaime este tema es una de sus obsesiones. Aquí queda totalmente comprobada la cita de José Emilio Pacheco que ya revisamos, porque esta generación ya se volvió “lo que combatimos hace 20 años”, salvo honrosísimas excepciones. Pero Jaime López desenmascara la deformación, detalle por detalle, la gran derrota de esos sueños en resumidas cuentas, ante la realidad imperante, ante el mundo moderno, ante el consumo, la dependencia económica, la política, el subdesarrollo, la caída de las ideologías, etc. Muchas veces lúdico, aquí López es más bien pesimista. Pese a ello, la melodía, y sobre todo el arreglo juguetón, con los coros de Roberto González y Emilia Almazán, aligeran la carga negra de la letra, como si los tres rockeros quisieran mostrar que tampoco es para tomárselo a la trágica, que hay que seguir, simple y sencillamente, y que la denuncia humorística es el camino, y ya no el sueño ingenuo de tonto útil.
Como siempre, Jaime López se vale de la insinuación; camufla en aparentemente inofensivas rimas asonantes la profundidad del contenido. En ese sentido, López es el gran maestro a imitar, porque comprende como nadie que la riqueza artística está en lo que se sugiere, en la línea oculta narrativa y lírica, para que el escucha sea activo, se esfuerce, no reciba todo digerido y no se convierta en un regurgitador, en un espantapájaros, en un loro que tararee lo que oye. Pese a que no siempre le atina —lógico—, Jaime López es quizá el rockero mexicano más arriesgado en el uso del lenguaje y la exploración rítmica. Reacio a la pertenencia a cualquier movimiento, indudablemente López tiene un sello tan distintivo, que suena sólo a sí mismo, pese a que circula el chiste de que es producto de una noche orgiástica entre Chava Flores, Chuck Berry, Piporro y Rigo Tovar.
El arreglo de Los Rolling Stones nos culparían es el mejor del disco grabado junto a Roberto González y Emilia Almazán. La guitarra acústica rítmica de López es el andamiaje sobre el que revolotean los adornos del sorprendente requinto acústico de González. Y los coros ingeniosos en la maravillosa voz de Almazán aportan gracia y agudeza. La parodia final a Jumpin’ Jack Flash y Satisfaction de los Rolling Stones cierra una canción redonda, inteligentísima, uno de los más altos momentos en la historia del rock mexicano.

6 comentarios:

  1. Me gustó tu blog. La verdad que desconocia toda la movida del rock mexicano.Sigue creciendo Pingüino.

    ResponderEliminar
  2. UNA ROLA DEFINITIVA EN LA HISTORIA DE EL ROCK MEXICANO, HAY VECES QUE SIN DARNOS CUENTA O POR NECESIDAD, TERMINAMOS DE EL LADO CONTRARIO O DEFENDIENDO BANDERAS QUE ANTES SENCILLAMENTE DESPRECIABAMOS. AUNQUE PIENSO QUE EL VERDADERO ESPIRITU DE EL ROCK Y LA REBELDIA SE LLEVAN TATUADOS EN EL ALMA Y SIEMPRE ESTAN PROPENSOS A SALIR A FLOTE EN CUALQUIER MOMENTO. POR CIERTO, LARGA VIDA A LOS ROLLING STONES.

    ResponderEliminar
  3. Coincido completamente en la importancia de esta rola, estimado lalorock. Y sobre lo otro, por suerte conozco algunas personas que nunca se pasaron a esa línea que señalas. Obviamente, con alto costo, pero con la satisfacción de la limpieza de alma.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gerry,

    Muy buen blog. Todos tenemos derecho a lamer botas sin ser discriminados por ello...jajajjajaja

    ResponderEliminar
  5. No entendí bien a quién te diriges, estimado Gerardo. ¿Al amigo Gerry Meneses, que nos ha visitado varias veces? Como no hay comentario suyo en esta rola, supongo que no. ¿O se trata de que que es tu propio apodo (ya que también te llamas Gerardo), y la coma está equivocada? Pero en fin... Igual gracias por la visita y el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar