lunes, 24 de mayo de 2010

44. POLVO EN LOS OJOS

Letra: José Cruz.
Música e intérprete: Real de Catorce.
Disco: Mis amigos muertos.



¿Fue el amor, o polvo en los ojos?
Esa noche yo no hacía nada,
volaba hablando con las nubes blancas,
en los linderos de una luna más.

Numeré las estrellas nuevas;
no noté que una se apagaba.

Dime que te amó la noche,
que no dudaste ni dos minutos,
que no estaba el agua helada,
que reíste para ti,
que una flor siguió tu sombra,
que soñaste cuando niña,
que nadabas y flotabas,
que llegaste a salvo al fin.

¿Fue vivir a mil por hora,
o esa forma de cruzar el fuego?
Dejaste cartas y nudos de nostalgia.
Pienso en tu alma corriendo calle abajo.

Numeré las estrellas nuevas;
no noté que una se apagaba.

Dime que te amó la noche,
que no dudaste ni dos minutos,
que no estaba el agua helada,
que reíste para ti,
que una flor siguió tu sombra,
que soñaste cuando niña,
que nadabas y flotabas,
que llegaste a salvo al fin.

Vida mía,
¿qué día es hoy?
Ando solo, mudo y triste,
recordando
tu luz.

Vida mía,
¿qué día es hoy?
Ando solo, mudo y triste,
recordando
tu luz.

Vida mía…


En cine, existe el género del falso documental o mockumentary; es decir, una ficción que se presenta como documental, para obtener veracidad, humor o simplemente para jugar con sus posibilidades. Quizá el más logrado es Zelig de Woody Allen. Bueno, pues también en el rock se ha creado algo similar: la falsa balada, la falsa canción de amor o la falsa canción dulce. El ejemplo clásico es Hotel California de Eagles, una canción sobre el infierno, que más de algún despistado, por estar en inglés, cree que es de amor. En la Nueva Trova Cubana, está el caso de Por quien merece amor de Silvio Rodríguez, una canción de tema totalmente político (la defensa de la ayuda cubana a El Salvador y otros países centroamericanos, para buscar su liberación, dirigida a los Estados Unidos), que también se malinterpreta frecuentemente. En realidad, a diferencia del falso documental cinematográfico (aunque no siempre), en las canciones uno nunca sabe si el autor tiene esa intención, la de jugar con el escucha, o si simplemente ocurre. Los recursos para lograr esto son varios. Los más usuales son, por un lado, hacer que no concuerden la letra y la música (por ejemplo, una música de balada tradicional, pero una letra oscura, maldita), que es el caso de Hotel California. Otro es utilizar el final sorpresivo, que rompe con lo que se ha venido tratando. Como ya dijimos, Eclipse de Pink Floyd sería el mejor ejemplo. Uno más es la ambigüedad, al sostener una alegoría, dando sólo claves oscuras del sentido real de la letra. Este es el caso de Por quien merece amor.
Polvo en los ojos de Real de Catorce corresponde a este último tipo de balada falsa, aunque también posee características del primer ejemplo, la no concordancia entre letra oscura y música suave. Cuando uno escucha por vez primera cualquier canción, se queda con el conjunto, con la suma de la letra, la música y la interpretación vocal. Pero los que ya tenemos la deformación profesional del análisis inmediato, pronto aislamos los elementos, para valorarlos uno a uno. La primera vez que escuché Polvo en los ojos fue en radio, recién salida; y con la grabadora encendida, la obtuve, antes de tener el disco. Debido a esta deformación profesional, la analicé de inmediato, siguiendo el método de análisis literario más básico: el Método por lexías de Roland Barthes, es decir, tomar cada lexía, cada unidad mínima con significado literario, para comprender mejor el fondo primero, y así poder analizar la forma enseguida. Noté que había un campo semántico principal, con los siguientes elementos: “agua helada”, “nadabas”, “flotabas”. Después, otro campo semántico: “una (estrella) se apagaba”, “dime que llegaste a salvo al fin”, “dejaste cartas y nudos de nostalgia” y “ando solo, mudo y triste, recordando tu luz”. Así, concluí que el segundo campo semántico se refería a la pena por una mujer (“soñaste cuando niña”) que se fue, que se ha perdido. Releyendo la letra, añadí: se fue porque está muerta. ¿Cómo se relaciona esto con el otro campo semántico, que habla de agua, de nadar y flotar? Concluí: murió ahogada. Esto, más las otras lexías de la canción me llevaron a interpretar que la rola habla de una mujer que murió ahogada. Pero faltaba algo: el motivo. ¿Accidente, asesinato o suicidio? Había que releer, para buscar una lexía o un campo semántico que lo explicara, o para concluir que el autor decidió no incluir el motivo, una posibilidad muy válida, como ya vimos en Si tuviera un corazón de Arturo Meza. Pero encontré un campo semántico: “¿fue el amor, o polvo en los ojos?”, “¿fue vivir a mil por hora, o esa forma de cruzar el fuego?”, “dime (...) que no dudaste ni dos minutos (...) que reíste para ti”, “que soñaste cuando niña”. Así, uniendo estos elementos queda claro: en las primeras dos lexías, el autor se pregunta por qué lo hizo, qué la llevó a hacerlo. Eso sólo puede preguntárselo si se trata de suicidio. Después, en el resto de las lexías hay un deseo de que haya sido con la suficiente convicción, y que la decisión no haya sido tan dolorosa, tan amarga, incluso apoyada en el recuerdo de los momentos felices de la infancia. Esto también reafirma la idea de suicidio. Bajo todo este análisis, mi interpretación se amplió: se trata de una canción para una mujer que se suicidó, ahogándose. Como la música es una balada, melancólica, pero al fin suave, dulce, se contradecía un poco con una letra tan trágica, así que dejé abierta la posibilidad de que me hubiera equivocado en mis conclusiones.
Luego de unos meses, al fin obtuve el disco Mis amigos muertos. Al leer el sobre del LP para revisar las letras vi que Real de Catorce incluía un epígrafe en Polvo en los ojos, que obviamente no está al alcance del que sólo oye la canción, que dice: “mujer desconocida se suicidó arrojándose al cauce de un río. No se encontraron rastros de violencia…”. Más allá del lógico y casi inevitable orgullo ególatra de comprobar la eficacia de mi interpretación, me alegró saber lo acertado del método de Roland Barthes, porque así su aplicación me permitiría comprender mejor las canciones complejas, que requieren un esfuerzo de esa naturaleza. Eso me ha permitido valorar el manejo formal, estilístico, literario de los buenos compositores del rock mexicano.
Además de confirmar mi interpretación, el epígrafe del disco me permitió saber que la mujer era desconocida, y que, por lo tanto, sólo inspiró la canción, y que no se trataba de una vivencia directa. Pero eso no tiene importancia en realidad. Lo qué sí importa es que comprobé que la suavidad de la música de Polvo en los ojos, que incluye un dúo de guitarras eléctricas de una tibieza magistral, se explica si uno la entiende como balada falsa. Pero nunca se trata de falsedad completa: el sentimiento de ternura hacia la mujer suicida es totalmente sincero, porque en realidad esa mujer representa todo dolor humano extremo. Así, José Cruz se conmueve con el destino trágico de la mujer que, además, nadie reconoció; y al conmoverse, nos conmueve a nosotros, porque conocemos la experiencia del dolor. De esta manera, Polvo en los ojos tiene toques de balada falsa porque su maravilloso estilo poético logra una elipsis impecable, que enriquece su nivel literario, y eso provoca una sorpresa cuando entendemos su sentido real trágico en medio de una música tan dulce. Pero son sólo toques de balada falsa, porque ese dolor, narrado con figuras retóricas de tal delicadeza, sí conmueve profundamente, y al final sí hay coherencia con la sutileza de la melodía y del arreglo.
Sin duda alguna, Polvo en los ojos es una de las letras más hermosas de José Cruz, y, además, una de las cumbres de su nivel poético.

17 comentarios:

  1. Qué chingón tu análisis, igual que la rola. Aunque de este disco la letra que más me late es "Botellas de Mar", haber si en tu otro blog puedes escribír algo sobre ella.
    Algo de lo que dijiste me recordo a "El canto oscuro de la sierpe" con una letra bien vergas, al menos para mí, y una música tranquila, aunque también es algo tenebrosa.
    También la rola "Mario Juanito" de Tex Tex, jaja, que al final revela que está hablando de la mota.jaja.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el calificativo, estimado Josué. Y con mucho gusto escribiré algo sobre "Botellas de mar" en el otro blog. Nada más deja que publique unos posts que ya tengo programados, y le entro.
    Tienes razón respecto a la rola de Meza, que es otro de los rockeros que juegan con ese recurso (recuerdo también "La sentencia", por ejemplo).
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mi buen Pingüino, José Cruz postea en su face al respecto de esta gran rola: "Uno enfrenta a sus demonios como puede. No existen recetas para ese boxeo de sombra. Mi desayuno en los ochentas, eran unos tragos de mezcal barato.
    Eso, a las diez u once a eme. Luego me ponía a escribir lo que fuera; a eso yo lo llamaba poesía. Conocí a Leonor, estudiante de medicina, en una tocada en el IMSS de periférico sur. Morena, corpulenta y musculosa, pues entrenaba remo. Sus ojos color miel eran seductores. Sin conocerla le dediqué "Anforita de Blues" y le improvisé un poema: quedó seducida. Una vez que terminó su turno de enfermera residente, partimos del brazo a una cantina. Pedimos cerveza y platicamos con infantil franqueza. Me contó cuanto odiaba a su madre,(una feminista castradora, odiadora de los hombre en su totalidad, que le ahuyentaba a los novios que la pretendían y que aborrecia su propia feminidad) ; cómo su padre se divorcio por haberla encontrado en la cama con una amiga de ambos.
    Leonor escribía poesía también; me encantaba su lenguaje frugal; sus poemas sobre las frutas, me divertían, eran hermosos. Pronto intimamos en el lecho de su casa: un pequeño departamento del FOVISSTE al sur de la ciudad.
    Y nos enamoramos y salimos con mucha frecuencia. En los dinamos, bebiamos vino rojo y hacíamos el amor en la yerba bajo la lluvia. Tres meses intensos de pasión, vino y poesía; de besos y abrazos curativos. Un día llamó a mi casa: "amor, estoy embarazada y mi madre ya se enteró ¿que hago?"
    Nos vimos en un Vips y platicamos: "qué hacemos, mujer; tienes mi apoyo", le dije con toda el alma. "No lo quiero tener, debo terminar mi carrera y graduarme" contestó convencida. Admiré su fortaleza en una decisión que a los dos competía y con tristeza le dije, "yo hubiera querido que lo tuvieras , pero haz lo que tienes que hacer; es tu cuerpo".
    Afortunadamente­ todo salió bien; Leonor abortó sin riesgos para su salud. Sin embargo, algo se enfrió; algo se rompió en la cristalería fina de nuestros pecho. Y nos dejamos de ver, de buscar; gradualmente la relación terminó.
    Pasó un año, luego dos y luego un derrumbe de años se nos vino encima y no nos vimos; como un olvido impuesto por la vida.
    Recuerdo que un día de ensayo, uno de los músicos olvidó su periódico; empecé a hojearlo, volteé a la nota roja y leí: "joven mujer se arroja a un canal y muere; se presume suicidio", y enseguida el nombre de Leonor y su apellido. Se me bajó la sangre del corazón a los pies y volví a leer la nota con los ojos sudorosos: era ella; la mujer que conocía enterita de cuerpo y de alma y que pudo haber sido la madre de mi hijo o hija. Largas lágrimas surcaron mi rostro como ríos de un dolor inconmensurable­. " Eres tú, Leonor!" "Eres tú mujer y estás muerta ; te quitaste la vida; ¡porqué!" Tomé mi guitarra y con una voz temblorosa susurré: "fue el amor o polvo en los ojos; esa noche yo no hacía nada, volaba hablando con las nubes blancas; en los linderos de una luna mas; numeré las estrellas nuevas, no noté que una se apagaba"."

    ResponderEliminar
  4. Te agradezco mucho el aporte, amigo M.A.R.X, sobre todo porque como no tengo (ni tendré, por motivos que ya le expliqué por ahí a un visitante) Facebook, no podía acceder a él. Igual me extraña lo que dice José, porque contradice la nota periodística que incluye como epígrafe, que habla de una "mujer desconocida", y aquí señala que decía su nombre y apellido. O modificó el texto de la noticia para motivos artísticos de la rola, o no es verdadero su relato personal. No tengo forma de saberlo, así que no opinaré al respecto. En todo caso, y tal como dije en el análisis mismo, en realidad eso no importa nada para valorar los méritos poéticos ni musicales de la rola.
    En fin, mil gracias igual por el aporte. Un abrazo.


    ResponderEliminar
  5. Es increíble tu análisis de esta rola así como la historia de ella que nos cuenta m.a.r.x (gracias por ella)

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti por tus generosas palabras, estimada babatis.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  7. Comento aquí porque es la única pestaña que abre mi celular sin trabarse, lo siento. Creo que es una estupenda lista, pero en mi opinión faltaron algunas canciones que muestran la esencia del Rock, algunas más de Caifanes y otras cuantas de bandas que abrieron la puerta a muchas bandas, valga la redundancia, en una escena un tanto limitada, por ejemplo "Narcisista por excelencia" de Panda (sé que la banda no es del agrado de muchos), pionera del Punk en México. En fin, es sólo una opinión y reitero la calidad de la lista. Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una disculpa por no poner nombre, lo olvidé, soy Alberto.
      Leer la introducción y algunos comentarios tuyos me hicieron reflexionar sobre mi actitud y recordar las palabras de mi padre " Cada quién cree que lo que hace o le gusta está bien".
      Al igual que tú, también soy universitario, no por estudiar en este nivel educativo, sino porque estudio en la UNAM, así que comprendí un poco tu actitud con respecto a tu lista.
      Quiero comentar que la filosofía siempre me ha gustado, de hecho creo que en mi opinión, tuve al mejor maestro de mi escuela y gracias a sus clases aprendí lo suficiente como para respetar la opinión de los demas, sea errónea y distinta. Te recomiendo (espero no me lo tomes a mal) leer un poco de estética, tendrás noción de un mundo distinto, posiblemente cambie un poco tu lista y tu actuar.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Estimado Alberto, gracias por el interés y el comentario. Pero quisiera puntualizar algunos aspectos, y los numeraré por si te sirve para la réplica puntual:
      1. No explicas cuál fue esa reflexión que señalas en tu segundo comentario sobre tu "actitud". Me parecería muy bien si se trata de que notaste en la PRESENTACIÓN que tu pretensión de que se incluyan rolas porque "muestran la esencia del rock" o "abrieron la puerta a muchas bandas" no corresponde al fin de este blog, que se centra sólo en la calidad intrínseca de las canciones, y no en su papel dentro de la historia del rock ni nada externo a a letra, la música y sus elementos. La idea es hacer análisis comparativo, buscando lo mejor, de acuerdo a los parámetros señalados, y no un blog de representación, ni de importancia histórica, ni de gustos, ni nada externo, insisto. Si tú solo te diste cuenta de tu error, y a eso te refieres, me alegro.
      2. No obstante, me desconcierta que inmediatamente cites esa frase de tu padre, misma que no solo no comparto, sino que este blog trata de evitar precisamente, a través de la aplicación de métodos de análisis muy rigurosos de diversos autores, y no sólo de mis impresiones. De este modo, un punto capital de la teoría del arte es saber diferenciar el gusto de la calidad. Como ya he señalado, hay muchas cosas que me gustan, no obstante saber que son malas o al menos pobres (baladas que me evocan historias y emociones personales, boleros con los que me crié, comida chatarra, etc.) y cosas que en el fondo no me gustan o me gustan muy poco, aunque el conocimiento profesional que he podido adquirir me permitan saber que son muy buenas (la ópera porque no logro identificarme emocionalmente con ella, la poesía mística y ascética porque hablan de un sentimiento completamente ajeno, las verduras, etc.). Así que tendrás que disculparme, pero no acepto que esa frase se aplique para nada a este trabajo.

      Eliminar
    3. (continuación)
      3. No sé a qué te refieres con "respetar la opinión errónea". Primero que nada, en arte, salvo franca incomprensión del contenido, no hay opiniones "erróneas", porque no hay interpretaciones únicas, y eso yo mismo lo he señalado una y otra vez en diversos comentarios de los lectores del blog. Así que sólo puede ser errónea una opinión si se refiere a mi trabajo analítico falsamente, como ha ocurrido varias veces (señalar que se basa en el gusto es falso, por ejemplo, por lo ya explicado, y por los ejemplos que he puesto de rolas favoritas mías que no entraron en la lista, como casi todas las que aparecen en el otro blog). Pero en todo caso, ¿cómo se "respeta" una opinión errónea? ¿Demostrar con argumentos que es errónea le falta al respeto? No me parece, y seguiré sosteniendo que si una opinión errónea intenta falsear y engañar, no la respetaré, sencillamente porque no me parece respetable.
      4. Me recomiendas leer sobre estética. Primero que nada, para recomendar algo así tendrías que estar seguro de que no he leído del tema. ¿Cómo se supone que sabes eso? No sólo es temerario tu consejo, sino equivocado, porque te informo que dudé mucho en la elección de mi carrera, u otra, que era... sí, Filosofía, y mi duda recaía en que en ese momento de mi vida había leído más filosofía que literatura (música ya había estudiado, y tuve que dejarla por diversos motivos, como ya conté por ahí). Así que no sólo he leído mucho sobre estética, sino que en las clases que imparto hay todo un módulo centrado en la diferenciación de lo bello, lo estético y lo artístico. Y para ser sincero, si a esas vamos, la estética no me dio realmente una "noción de un mundo distinto" como señalas. Sí lo hizo, en cambio, el estudio del arte. Por ello, no sé qué "actuar" pretendes que cambie (debo decirte que tu comentario es algo confuso, para ser sincero), pero lo que sí puedo decirte es que el estudio de la estética, el arte, la lengua, la filosofía y el resto de materias que por suerte hacen a mi carrera integral al estilo renacentista, no pueden "cambiar" mi lista, sencillamente porque es justo todo eso lo que la ha formado.
      Saludos.

      Eliminar
    4. Me parece bien lo que comentas, pero tengo una duda, si la Filosofía estuvo y ha estado presente en tu vida y has leîdo demasiado, sabrás que no habrá forma de asegurar que algo es más bello que otro si depende de una postura, doctrina, etc. Puede que alguien tenga un adiestramiento infinitamente superior al tuyo y haga una lista dejando totalmete de lado sus gustos y no incluya una sola canción de tu lista, ya que sus conocimientos lo llevan a hacer una evaluación distinta en los parámetros que según tu trabajo rigen la calidad de las obras, he visto otros trabajos similares al tuyo que incluyen otros aspectos al evaluar como Riffs, solos, entre otros, presumiendo estudios y características similares a los tuyos y de tu trabajo. Como conclusión, creo que lo más acertado hubiese sido cambiar el título del post.
      Pd: lo de la opinión errónea o distinta (me equivoqué poniendo la "y" en lugar de la "o"), era parte del comentario, indiscriminatoriamente.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Estimado Alberto, nuevamente te respondo con numeración:
    1. Cierta teoría lingüística (que comparto) señala que no existe la sinonimia, porque cada término tiene diferentes rasgos emocionales, de clase, de nivel cultural, etc. Eso significa que la elección de uno en lugar de otro no es tan inofensiva ni trivial como se suele decir. Por ello, quiero precisar algunos términos tuyos, a mi juicio, errados:
    a) No alcanzo a imaginar qué puede ser leer "demasiado". Tal término indica exceso, desequilibrio, más allá de lo razonable. Cuando pienso en todo lo que podría y debería leer en mi vida, lo que pueda leer en la misma inevitablemente siempre será poco. Por lo mismo, jamás pretendería superioridad por ello. Lo único que hago es señalar que lo aquí expuesto no es producto de una mera ocurrencia, sino de una formación profesional, y señalarlo se limita a describir una realidad, no a exaltarla.
    b) No sólo en la PRESENTACIÓN, ni sólo a lo largo del blog, sino incluso en el punto 3 de mi anterior respuesta, yo mismo he señalado que en arte no hay verdades indiscutibles, así que nunca he pretendido que mis análisis críticos lo sean (por cierto, aquí no se analiza si una obra es más "bella" que otra {un término errado tuyo], porque eso reduciría el análisis a una sola de las categorías estéticas, sino si es "mejor" que otra, y el parámetro escogido para definir eso está bien delimitado en la PRESENTACIÓN del blog). Pero también es importante aclarar que la aplicación de métodos profesionales de autores muy reconocidos, y además de diferentes corrientes, sí permiten eliminar que se vicie por "doctrinas" o "posturas", al contrario de lo que señalas. Y también es importante señalar que, no porque ningún análisis crítico sea el "verdadero", significa que todos sean equivalentes. Una mera ocurrencia no es lo mismo que un análisis profesional. Te recuerdo que una verdadera opinión crítica requiere un paso previo: el análisis, y éste, otra fase previa: el conocimiento teórico sobre el tema. Así que una mera ocurrencia de un villamelón no vale lo mismo que un análisis crítico profesional, aun cuando ninguno sea indiscutible.
    c) La formación profesional no es un "adiestramiento". Adiestrar es enseñarle a alguien a ejecutar una fórmula; es decir, implica mera obediencia. Formarse profesionalmente implica sobre todo la capacidad para pensar libremente, cuestionar basado en el conocimiento, y obtener conclusiones propias, que se sometan a revisión permanente.
    2. Yo mismo expresé al final de la PRESENTACIÓN que me parece muy bien que otras listas aparezcan, bajo sus propios criterios. La variedad crítica enriquece, no limita. Sí puedo explicar la elección de los criterios míos, y sigo creyendo en ella. Por ejemplo, no incluyo riffs ni solos específicamente, por un motivo obvio: no todas las canciones los tienen, de modo que eso hace imposible escogerlos como criterio de evaluación. En cambio, los aspectos de "arreglo" y "ejecución" abarcan todo recurso equivalente, así que me parece mucho mejor.
    3. No sé si otros autores de blogs "presuman" estudios. Pero lo que es a mí, no me queda el saco. Cuando he puntualizado los conocimientos profesionales que sustentan este trabajo, lo hago para diferenciarlo de la mera ocurrencia y el mero gusto. Los blogs que se rijan por gusto, ocurrencia o cualquier otra motivación me perecen estupendos. pero siempre y cuando no pretendan que los sustentan otras cosas, y esto por mera defensa de la verdad, no por presunción.
    4. Obviamente estás en absoluta libertad (no soy yo quien la da, por supuesto) de creer que el blog se debería llamar de otro modo. Por todo lo que te he señalado, por lo expresado en las respuestas a otros comentarios, y sobre todo por lo explicado en la PRESENTACIÓN del blog, sigo creyendo (y cada vez más) que es el título correcto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo como falsa cancion de amor veo un ejemplo mejor a every breath you take de the police, la melodia y un vistazo superficial a la letra daria a entender que es una cancion de amor (a hotel california nunca la vi como una canción de amor, aun sin que supiera ingles), pero una revisión un poco mas detallada da a entender que es mas una relación bastante toxica (otro ejemplo es creep de radiohead, mi papa todavía no cree que es una canción de letra bastante deprimente).
    Aquí, empieza como una canción de amor, y pasa al desencuentro de forma hasta abrupta, de modo que el protagonista no tiene sino desconcierto, sensación que transmite perfectamente al oyente.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Arturo Pablo, nuevamente gracias por el interés y la opinión.
    Precisando, creo que has entendido mal lo de la "falsa" canción de amor, porque un tratamiento depresivo, o "tóxico", como tú lo llamas, sigue siendo un tratamiento sobre el amor. Es decir, hablo del tema del amor en todas su variantes, que incluyen del más idealizado al más oscuro, y por supuesto también el desamor. En ese sentido, los ejemplos que señalas también hablan de amor, no tratan un tema distinto. Cuando hablo de "falsas" canciones de amor, me refiero a las que en realidad hablan de otro tema, completamente ajeno al amor, como los ejemplos de "Por quien merece amor" (que habla de política) y "Hotel California" (del infierno). En el caso de "Polvo en los ojos", el tema del suicidio de una desconocida (da igual si José Cruz sí la conocía en la vida real, como cuenta el amigo M.A.R:X., porque eso no se nota en la rola) rompe también con la típica canción dedicada a una amante. A eso me refiero con "falsa" canción de amor. Espero que haya quedado más clara la explicación.
    Muchos saludos, y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  11. Ah, olvidé decirte que yo sí conozco varios ejemplos de personas que creyeron siempre que "Hotel California"era una canción de amor, incluyendo el más vergonzoso: un conocido que la llamaba "nuestra canción" con su pareja...

    ResponderEliminar
  12. Yo también interpreté la letra como el suicidio de una mujer que se arroja al agua: "No noté que una estrella se apagaba" "dime que no estaba el agua helada" y después que se trataba de alguien que quería mucho "Vida mía,¿qué día es hoy?" hace alusión a que no se supo en qué día ocurrió y que sin embargo, era una persona muy querida. No puedo evitar sentir tristeza al confirmar que se trata de una vivencia del propio José, así como lo describe un comentario arriba.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el interés y la opinión, estimado Unknown, y comparto el sentimiento que señalas.
    Saludos.

    ResponderEliminar