lunes, 24 de mayo de 2010

45. SI TUVIERA UN CORAZÓN

Letra, música e intérprete: Arturo Meza.
Disco. La balada de Galaver.



Si tuviera un corazón,
podría sentir tu piel, tu calor,
tocar las estrellas.

Si tuviera un corazón,
podría sentir tu amor, y estremecerme
en el atardecer.

Si tuviera un corazón,
podría entenderte, nena,
y caminar descalzo por tu jardín,
sin temor a las espinas.

Si tuviera un corazón,
podría decir adiós, adiós, adiós
a esta tumba.

Hay cuatro borrachos en mi callejón:
“hey, Meza,
toma una cerveza y canta una canción”.
Si tuviera un corazón,
lo haría con gusto, locos,
pero no,
algo se lo llevó,
algo se lo llevó…

Si tuviera un corazón,
podría encender un cirio por mi país,
por nuestros muertos
sin sepultura.

Si tuviera un corazón,
podría sentir mi cuerpo bajo la lluvia,
podría llorar,
pero no puedo.

Si tuviera un corazón,
tendría una casa esta soledad,
tendría un ritmo
para bailar.

Tendría versos,
podría conjugar un verbo,
pero estoy seco,
mirándote desde aquí,
sin poder decir adiós,
adiós, adiós, adiós, adiós,
adiós, adiós
a esta tumba.

Hay cuatro borrachos en mi callejón:
“hey, Meza,
toma una cerveza y canta una canción”.
Si tuviera un corazón,
un corazón,
pero estoy seco,
sin corazón…


Arturo Meza nos ha entregado un buen número de excelentes canciones místicas y espirituales como La sentencia y Jhasua, de rescate prehispánico e indígena como Misión del poeta y Canto por niño, de mitologías y poesía antiguas como Al amor fraterno y Amar por amar, de sonidos medievales como las ya mencionadas Anael y Eterut, musicalizaciones de poemas como las extraordinarias Adam Cast Fort y Everness de Jorge Luis Borges o las adaptaciones como Madre de Pedro Damián Masson y Lenguas Viperinas de Françoise Villon, etc. Además, claro, de sus obras instrumentales como Suite Koradi o In principio. Y, por supuesto, su extenso material tradicional con letra y música. Sin embrago, como ya dije, ciertas reiteraciones temáticas de pronto hacen que uno eche de menos una búsqueda mayor, novedosa. Quizá cuando Meza se detiene un poco más en la canción íntima aparece esa voz diferente, como en Don guiñapo, Un tipo solitario, La última batalla, etc. Pero es quizá en Si tuviera un corazón donde vemos al Meza más emotivo, más frágil; es el punto máximo de su sensibilidad. Alguna vez, al analizar la obra poética de Carmen Conde, me di cuenta que esta autora expone que el grado máximo de dolor no es el alarido desgarrado; al contrario: es la insensibilidad, la incapacidad para sentir, la parálisis que provoca un dolor que ya rompió todos los márgenes. Algo muy similar se encuentra en Confortably numb de Pink Floyd. Si tuviera un corazón habla de lo mismo, de ese momento en que ya no hay reacción, porque se ha perdido todo; en que, como dice José Emilio Pacheco en El principio del placer, y también Ernesto Sábato en El túnel, la vida se ve como detrás de un vidrio. El protagonista de Si tuviera un corazón es otro “cómodamente insensible”. Pero la rola de Meza se centra en ese mundo posible que la falta de reacción volvió imposible. Todo lo que podría ocurrir si se tuviera ese corazón faltante, todo lo que ya no se concretará. Todo lo que no se sentirá más. ¿Qué es ese “algo” que se llevó el corazón? Arturo Meza no lo dice, pero justo por eso es que su rola es como una plantilla, y ese espacio blanco donde se coloca el motivo recibirá una respuesta por cada escucha, que así podrá hacer suya la canción, pondrá su propio dolor, su propia pérdida, su caída personal.
Es curioso, pero al pensar en Si tuviera un corazón para este post, me vino a la mente Empeñé mi corazón de José Luis Campos Choluis. Ambas canciones, muy en el fondo (o ni tanto) comparten la misma esencia. Pero lo que en Meza es patetismo límite, en Choluis es humor que aligera cualquier atisbo de dolor. Lo menciono porque me parece que son las dos visiones definitorias del rock mexicano, que, cuando se exceden, hacen que de repente zozobre. Esto pasa aun con otras ramas del arte nacional (en el cine esto es muy notorio). Ambos extremos muchas veces ejercen un peso excesivo en los creadores, y la falta de equilibrio es un peligro constante, una trampa en que se cae con demasiada facilidad. En todo caso, ambas canciones sólo señalan los dos extremos, pero obviamente todavía dentro del margen de la calidad (mucho más la de Meza que la de Choluis): lo verdaderamente fallido está más allá, hacia cualquiera de los dos lados, y lo muestra la música comercial, sea balada, reggaetón (no sé si se escribe así, pero eso sí que no me interesa en lo absoluto), grupera, norteña, etc. En el caso de Si tuviera un corazón, su lenguaje, su esencia sincera, su propuesta formal y su arreglo la equilibran lo suficiente para hacerla una estupenda canción.
Arturo Meza decidió interpretar esta canción sólo con teclados ambientales, más un adicional con sonido de acordeón en los estribillos. Esta decisión es inteligente, porque aumenta su sentido íntimo, le imprime un aire casi confesional. Con este arreglo, más la voz tenue que usa aquí Arturo, la emoción se subraya, y Si tuviera un corazón se convierte en una rola enormemente conmovedora; tan auténtica, tan humana, que realmente enchina la piel. Además, la decisión que comentamos, de no explicar el motivo del dolor, la vuelve mucho más catártica para quien la escucha, pese a que, al incluir su apellido en la letra, Arturo Meza igual la firma. Así, escucharla y cantarla a la par de Meza asegura el desahogo, y esa es la verdadera esencia de esta canción.

13 comentarios:

  1. Y bueno, es tanto el desamor que lo vuelve insensible que el mismo lo abarca de una manera coloquial en el titulo de la rola: "La balada de Galaver" que puede trocarse en un juego de palabras como "La balada de La Verga" o bien "Valevergalabala" En fin, por eso Meza es Galaver

    ResponderEliminar
  2. Estimado Corredor callejero:

    Es verdad, aunque yo entiendo el título como un anticipo de "Yo no ero", la rola que cierra el disco, y que concluye "y mi mejor profesión fue mandar todo a la verga", porque todo el disco es una muestra del hartazgo más auténtico, el existencial, lo que se llamó alguna vez el "spleen" en el arte, y que le llega aun a los más sensibles (y quizá más a ellos), como Meza, tarde o temprano, ante el mundo agreste y frío; es decir, por el fracaso del amor, pero también de la política, la justicia, la profesión, etc.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. de el dico la balada de galaver, puedo decir que se encuentra entre mis cinco favoritos en cuestion de rock mexicano, desgarradoras las rolas si tuviera un corazon y madre, una manera muy distinta de hablarle de amor a alguien en amor en el eter y poeta de ningun lugar y odio decirlo, la manera como me identifico con yo no ero, sobre todo por esa lapidaria frase final. saludos.

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo, estimado lalorock, es de lo mejor de Meza, junto a "Sin título".
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Pingüino, la mejor reseña de Meza de las que has hecho y una gran canción del Arturo, hace muchos ayeres lo vi en un concierto aun no sacaba su disco de 70 centavo, ya tenia el de “sin titulo” y verlo tan simple en un escenario parco sin luces fue poético, el meza solo con su guitarra y en el cuello su armónica y cantando canciones muchas que no había escuchado fue sublime de ahí, en adelante no me perdía ninguna de sus presentaciones, en una ocasión presentando su disco “ A la Siniestra del Padre” en el Teatro Hidalgo, la neta (disculpa Meza) me dormí y antes de terminar su concierto me salí, fue algo que no había visto del Meza, demasiado Cache, para mi gusto. Todavía conservo una playera de esa presentación que en la parte de atrás trae la letra de los “Relojes Celestes”.
    Aquí te dejo un casete bien fregón del buen Arturo en los que he estado subiendo aparte de rolas inéditas, esta lo que ellos de propia voz comentan de sus canciones bien por ellos http://www.megaupload.com/?d=Y2X1OE9U.
    “Arturo Meza en la Galería Clave”
    PROGRAMA
    .la sentencia
    (hace poco que el papa me excomulgó, yo
    lo perdono porque soy cristiano)
    .pandilla de carniceros
    .todo por amor
    .tu ya no estas
    (quien dice estar separado de la naturaleza la ha estado cagando, ella tiene su plan y eso nos alarma, aguas con los maremotos y los terremotos y ojo con tu egoísmo maestro.)
    .en tierra de hipocritas
    (va esta rola para los que se sienten solos
    que sepan que no estan solos que somos pocos
    pero un chingo, va para el flaco, para el ENCISO pues)
    .no estas solo
    .balada (lenguas viperinas)

    .debe haber un lugar
    .las flores del mal(no me dejes caer)
    .dejadme en paz
    por andar hablando mal de yuri, perdonanos yuri!!

    .sombras

    Que lo disfrutes, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Mil gracias por las palabras y el aporte, amigo Margarito.
    También me tocó ver al Meza a pura lira y armónica, creo que en el teatro Legaria. Bueno, en un par de rolas se subió el Blu con su sax, creo que en "Madre" y en "Sólo están jugando a matarte". Y efectivamente, fue muy emotivo, e íntimo, porque no pasábamos de 30 en el público. A mí no me aburre el Meza con grupo y sus rolas más ambiciosas, pero lo que sí me pasó es que también me tuve que salir antes de que acabara un concierto, creo que en el teatro Isabela Corona, ¡porque estaba tan entusiasmado el Arturo, que ya llevaba más de tres horas tocando, y si yo seguía allí me iban a cerrar el metro, y no hubiera tenido cómo irme a mi casa! Igual fue un agasajo absoluto, porque verlo con grupo no es muy habitual...
    Un abrazo, y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Pingüino Elemental y Margarito, afortunadamete cuento con una amistad muy bonita con Arturo, hay una relación muy fraterna de él y mi familia, yo lo he visto en concierto hace como 16 años. Lo he visto en la presentación del disco Descalzos al Paraíso, acompañado de un grupo de Etno y de los Galaverianos, además de los Alacrángeles y hoy del Maqaqo y del Chario y claro que solo, y la neta han sido experiencias únicas. El solo con su guitarra, su voz y su experiencia escénica, me ha tocado conciertos de 3 horas y eso que me salí porque me tenía que ir caminando (Porque no traia para el taxi) desde Av. La Paz hasta Tetlán algo así como un chingamadral de kilometros. Eran las 3 de la madrugada y la neta me iba a quedar dormido en una de las callejuelas y esperar el primer camión pero hacia un chorro de frío y po´s a caminarle para agarrar calor. Meza me late y a mi familia también. He visto a muchos roleros y trovadores, pero la neta Arturo llena el escenario y cabrón, lo he visto llorar al cantar Paloma, lo he visto encabronanrse al cantar la cena del Chacal, lo he visto avergonzarse cuando decía: "Soldado del ejercito mexicano hasta cuando te convertirás en un caballero Águila", tantas cosas... Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a ti, estimado Fabiancito, por todos tus aportes. Y qué buena suerte de contar con la amistad de Arturo. Yo lamentablemente no tengo el gusto de conocerlo, pero este blog deja bien claro el aprecio crítico por su obra...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Genial Fabiancito, quien no quisiera tener de cuate al buen Arturo, si lo conozco y he platicado con el en algunas ocasiones y siempre es un gustazo oírlo, espero hallas bajado el casete que deje esta de lujo, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Se me ocurren varias ideas con esta rola: Un cuerpo en estado vegetativo totalmente consciente, pero imposibiltado de manifestar emociones; quizàs como lo dice Arturo, un muerto sin sepultura tirado al pie de la carretera; un corazòn seco...Tambièn me remite al fantasma de Canterville de Charlie Garcìa

    Ismael Monroy

    ResponderEliminar
  11. Gracias por el comentario, estimado Ismael. Supongo que a todos nos evoca diferentes cosas esta rola, y eso es parte de su sentido.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por esta seleccion Pinguino elemental, la verdad se agradece, difiero en una que otra canción dentro de tu selección, pero asi es esto, cada uno crea su propia historia detrás de cada canción y eso la hace especial. Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Gracias a ti, estimado Anónimo, y ojalá sigas aportando tus comentarios, y si puedes, usando algún apodo, para poder reconocerte entre otros Anónimos.
    Saludos.

    ResponderEliminar