lunes, 17 de mayo de 2010

2. VALS DE LA MUERTE

Letra, música e intérprete: Gerardo Enciso.
Disco: Cuentos del miedo.
También existe otra versión, solo con guitarra acústica y voz, en el disco
Es la calle honda, de Enciso junto al poeta Ricardo Castillo.



¿Cuántas veces tu corazón
será golpeado sin compasión?
Una lucha en el vientre,
el sentimiento viajando
entre las ruinas del amor.

¿Cuántas veces te irás sin ver
lo maltrecho del corazón?
Un baúl de reproches,
una estación
de ferrocarril.

Viento de otoño,
hojas que caen,
bailan el vals de la muerte,
y los amantes se hieren:
nubes manchadas de sangre…

¿Cuántas veces tu corazón
negará el fuego del amor?
Una luz que ilumina
esta vida perdida
entre las huellas del dolor.

Viento de otoño,
hojas que caen,
bailan el vals de la muerte,
y los amantes se hieren:
nubes manchadas de sangre…

Si El papalote de Armando Rosas y La Camerata Rupestre es la mejor canción del rock sinfónico mexicano, Vals de la muerte de Gerardo Enciso está a milímetros de distancia. Quizá sólo el hecho de que sea un vals y que el piano no utilice tanto la técnica clásica, hacen que Vals de la muerte esté ligeramente más cargada hacia el rock (mucha gente no se da cuenta, pero Piano man de Billy Joel, por poner sólo un ejemplo, es en realidad un vals, como ya dijimos). Pero sin duda alguna la diferencia es infinitesimal, y por lo tanto, discutible. Lo que sí creo es que la letra de la rola de Enciso es un poco más ambiciosa y lograda, y por eso la coloco un lugar por encima. Si en El papalote las licencias literarias no impedían su correcto nivel poético, en Vals de la muerte Gerardo Enciso aprovecha lo sombrío de su tema, para crear una letra bastante más críptica, y por lo tanto, con una elipsis más trascendente, adecuada para la atmósfera oscura de su esencia. Si en Cadáver Enciso explotó al máximo la emoción encendida, Vals de la muerte apunta al lado opuesto, pues es la sutileza, cadenciosa y casi volátil, la que marca el estilo de la rola, la que la acerca más a las revisadas Eros del mismo Enciso y a Herraje de Armando Rosas. Para lograr esto, Enciso acude a diferentes figuras poéticas. Para el inicio de las estrofas, escoge la interrogación retórica (salvo la segunda, que se acerca un poco más a la recriminación), seguidas de enumeraciones que explican el motivo de esas interrogaciones. Y el estribillo da la clave: el “viento de otoño”, y las consecuentes “hojas que caen”, representan el paso del tiempo, y más específicamente, el desgaste. De esta manera, estamos ante una nueva canción sobre la ruptura y el abandono, sobre el fin del amor. Sobre la muerte del amor, a la que se le compone un vals, que bailan esas hojas, ese tiempo exterminador, férreo, implacable. Asesino. Por ello, si en Cadáver vimos el terrible peso de la muerte física, en Vals de la muerte vemos la otra muerte, la del alma, la del corazón, la de la esperanza, lo que hace recordar la ya mencionada conclusión de Igor Caruso en La separación de los amantes: la ruptura amorosa es una vivencia de muerte. Y en ella, “los amantes se hieren”, y esas nubes que siempre se asocian al estado de enamoramiento, quedan “manchadas de sangre”, la sangre del alma de los amantes. De este modo, Enciso expresa con mucha delicadeza el gran dolor del desamor, como si quisiera reflejar esa falta de reacción por su impacto, como ocurre en las revisadas Si tuviera un corazón y La ventana de Arturo Meza, sólo que de modo más acotado, más específico. Así, gracias a los bien elegidos recursos estilísticos, la poesía de Vals de la muerte es brumosa y leve, de enorme belleza, como el “agua muerta” de Antonio Machado.
Por otro lado, y como ya dijimos, la música de Vals de la muerte es maravillosa. Misteriosa, amarga y nocturna, la melodía es inicialmente una balada arpegiada en tono menor, lenta y densa, muy bien apuntalada por las notas largas de las cuerdas y la tersura del piano. Pero en el estribillo se transforma en un vals lúgubre, tenebroso, que al final de la estrofa se queda casi flotando, para retomar el ritmo inicial. Y así se desarrolla una vuelta más, con su estribillo. Al final, el vals se va paralizando, hasta ser opacado por otro, ligeramente más acelerado, y con arreglo circense o de feria, intenso y lleno de detalles sonoros de fondo (que obviamente recuerda la magistral y varias veces mencionada aquí Being to benefit of Mr. Kite de los Beatles, así como Corporal Clegg de Pink Floyd), y que va creciendo en vigor, lo que provoca una sensación realmente macabra, muy impactante.
De esta manera, Vals de la muerte muestra no sólo el crecimiento artístico de Gerardo Enciso, sino la amplitud que puede alcanzar el rock cuando incorpora ritmos, voces, instrumentos y arreglos de otros tipos de música. En este caso, el resultado es una pieza de rock sinfónico de los más altos vuelos, de extraordinaria sensibilidad e impecable trabajo poético. Estremecedora y profunda, Vals de la muerte es también una auténtica obra maestra.

9 comentarios:

  1. Hacer poemas eróticos, a la muerte y al amor, son asuntos harto difíciles, se necesita mucha finura e inteligencia para no caer en vulgaridades y lugares comunes, yo tengo a "Lady D´Arbanville" de Cat Stevens como la canción más bella y estremecedora que he escuchado sobre el amor y la muerte, la letra de Enciso, no le pide nada, la música no me gusta tanto, pero es muy "ad hoc" al asunto tratado.

    ResponderEliminar
  2. De pelos!! Amigo Pingüino “ ¿Cuántas veces tu corazón, negará el fuego del amor?” espero no muchas, excelente tu descripción como todas en general, haces que sea aun mas disfrutable, gracias por volver a hacerme regresar a épocas pasadas a desempolvar mis discos de vinil, sacar de cajas los bonches de casetes olvidados y tratar de subirlos a la compu y poder compartirlos, a buscar en la red y ver que muchos como tu y como yo comparten sin ningún beneficio un chingo de música ¡vientos por todos¡.

    Aquí les dejo este disquito en vivo del Gerardo del blog de los carnales de “Sangre Pesada” chido por ellos.

    http://www557.megaupload.com/files/4f18a86ebefa1dd3a38b358ff0758658/Gerardo%20Enciso%20-%20Bailar%20la%20neurona.rar

    Gerardo enciso - Bailando la Neurona.
    1.amo a mi país
    2.cuentos del miedo
    3.en brazos del olvido
    4.callejon
    5.los tiempos cambian
    6.parada suprimida
    7.un poco de amor
    8.ruinas sobre ruinas
    9.que quieres de mi
    10.corredor callejero
    11.el fantasma de canterville
    12.entre la guerra y la paz
    13.corazon de cacto
    14.sangre de panamá
    15.puertas
    16.lunas de neón

    Esta bien chelero!! Super recomendable!!

    Y aprovechando que se acerca el año nuevo y que siempre queremos realizar un buen de cosas aquí una rolita del Gerardo pa´ que la tengan presente y logren sus metas.

    Puertas

    Si estas solo, solo estas
    si estas vivo, muerto estas
    y que decir del tiempo que se va
    juntando errores sin parar
    no hay que inventar la realidad

    En la calle hay un lugar
    el país no ofrece mas
    y los gusanos de la sociedad
    te están diciendo como actuar
    que es lo que tienes que pensar

    No puedes seguir andando
    dando tumbos, por toda la ciudad
    estas cerrando puertas
    tal ves mañana ya no estés

    Si estas solo, solo estas
    si estas vivo, muerto estas
    y que me dices del tiempo por llegar
    no estaría mal, recomenzar
    no estaría mal, recomenzar

    (coro)

    Un fuerte abrazo Navideño.

    ResponderEliminar
  3. Mil gracias a ti por toda la extraordinaria generosidad, y por enqriquecer tanto estos espacios, amigo Margarito, con anécdotas, vivencias, aportes y buena vibra.
    Un gran abrazo para estas fiestas, y seguimos conviviendo entre rock, esfuerzo y amistad. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  4. Estas del Gera las disfrute en disco de pasta, era un puberto...nunca me imagine que estaría escuchando las Rolas Top Teen del Rock Nacional...

    ResponderEliminar
  5. Aunque esta rola ya salió sólo en CD, estimado fgsalas. Supongo que te refieres al primer disco de Gerardo, "A contracorriente", que yo también tuve, y del que aparecen aquí 2 rolas. ¡Y de ese sí que ha pasado un buen rato!...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hijoles, que placer de nuevo encontrarse otra canción de Gerardo y de ese magnifico disco Cuentos del Miedo. No se que le haya faltado para haber sido la numero uno, pero excelente canción, tantos años y todavía me enchina la piel. Josue Velasco

    ResponderEliminar
  7. Coincido, amigo Josué, y es de esas rolas que me gusta tocar en las reuniones, sólo para ver el impacto que deja en las personas su fuerza sombría.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No he podido ubicar el disco que recomiendas de Enciso, Bailando la Neurona, copio el link pero me regresa a este mismo blog, ojalá me puedan apoyar para escuchar estas rolas de mi juventud en le Bachilleres de El Rosario, por allá en 1986

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente duran poco los archivos hoy en día, lo vuelvo a resubir, que lo disfrutes “Bailando la Neurona” Gerardo Enciso https://www.mediafire.com/?haa33kmbdk7174v

      Eliminar